La cuestión kurda, el Estado Islámico y el futuro de Oriente Medio. Primera Parte: El contexto, el conflicto sirio y un Kurdistán autónomo.

Varios meses tras su regreso de Israel, en el otoño del 2010, Michael quemaba su último fusible buscando acogida laboral en Londres. Encontró un anuncio digital del Instituto Real de Servicios Unidos (RUSI por sus siglas en inglés), un laboratorio de ideas británico con alcance internacional, el cual finalmente, optó por sus servicios. Para no olvidar, Michael lleva hasta el día de hoy la misma identificación con la que dio sus primeros pasos en RUSI.

Conocimos a Michael Stephens en marzo del presente año, precisamente en Londres, tras una ponencia sobre la cuestión kurda y la situación de Rojava en el Parlamento Británico en Westminster. Al norte, a solo unos pocos minutos, y a tan solo unos pocos metros de la Plaza de Trafalgar, nos encontramos de nuevo con Stephens, unos días después, en una de las oficinas de RUSI.

1

Plaza de Trafalgar en Pascuas, Londres. CEPY, 2015.

Michael creció en el Golfo, en Qatar y en Emiratos Árabes Unidos (EAU); su padre trabajó en Arabia Saudita, en el negocio del petróleo y el gas. Por estas razones ha mantenido un gran interés en la región, aunque no siempre desde una perspectiva política. Ya en Londres, en su último año de estudios universitarios en Historia, mientras cursaba latín e historia clásica romana y griega, fue cuando se interesó íntegramente de la situación geopolítica de Oriente Medio.

Para ese entonces, George Bush era el presidente de los Estados Unidos. Para Stephens –quién había sentido la ira e impotencia de toda una generación- el mundo estaba cambiando aceleradamente. En ese momento decidió estudiar Relaciones Internacionales en Londres. Bajo tutelaje de un profesor israelí, se interesó por aprender hebreo y viajó al norte de Israel para tal propósito.

Michael estuvo presente cuando, en el 2006, Hezbolá lanzó el ataque sobre Israel, lo que marcó el inicio del conocido conflicto militar de 34 días. Lograría regresar para estudiar con una beca completa en la Universidad de Jerusalén. Durante 3 años, estudió árabe y hebreo, e investigó y logró entender más profundamente el conflicto israelí-palestino.

A Catar se mudó cuando la Primavera Árabe inició, y según él, fue una combinación de estar en el lugar y el momento correcto, algo que lo ha acompañado durante gran parte de su vida. Viajó constantemente a Baréin (a 20 minutos desde Catar) durante las denuncias de tortura y violación a los Derechos Humanos en el 2009. Tras estos sucesos, Stephens se interesó y viajó -en un inicio por motivos personales- constantemente a Iraq y a la región del Kurdistán por 3 años. Tiene razón al decir que pocos analistas y poca atención ha tenido el problema kurdo a lo largo de su historia, pero esto ha cambiado desde que el Estado Islámico (EI) atacó al Kurdistán. A partir de ese momento, Michael ha estado al menos una decena de veces en Siria, incluyendo a los cantones de Rojava.

Y así, Michael Stephens ha hecho carrera y muchos contactos en el Golfo. Para él, no hay suficientes analistas que pasen tiempo en el lugar de los hechos. Después de 5 años en RUSI, ha hecho de su nombre un referente del análisis en Medio Oriente. Al momento alterna su residencia y lugar de trabajo entre Doha y Londres, donde iniciamos esta entrevista:

Además de trabajar como analista e investigador en RUSI, ¿dónde más escribes?

Tras un prolongado suspiro, “…escribo para algunos medios…Al Jazeera, BBC, revistas de defensa, de asuntos y política internacional…lo hago bajo mi nombre…siempre asociado a RUSI…pero son mis propias opiniones, la institución permite desacuerdos con sus propias opiniones e incluso permite que gente de la misma institución demuestre su desacuerdo públicamente con mi perspectiva…en realidad no hay posiciones específicas institucionales en situaciones particulares. Eso es muy sano y bueno para el debate…” Stephens reacomoda su posición y por un momento cambia su semblante hasta entonces relajado: “Lo que si tengo que decir claramente es que… [La institución requiere] experiencia en el lugar de los hechos, buenos contactos, investigación constante…el esfuerzo de ir a lugares donde nadie más quiere ir…es peligroso…pero tienes que hacerlo…si quieres tener el derecho para hablar de la vida de toda esta gente [de Oriente Medio]…” Aunque aún no cambia su semblante, su posición se relaja: “Yo trato de asegurarme de que todo lo que diga esté basado en mi propia investigación u observación, o en al menos en conversaciones que haya tenido…es importante estar seguro, cuando hables acerca de alguien o de un país que no es el tuyo, que reflejes cómo allí se está pensando o como ven el mundo…y luego, basado en tu propio análisis y tu propia opinión, hacer tus recomendaciones…y es algo que le debes a esta gente…hacerlo correctamente. Es muy fácil por ejemplo en el caso de Yemen… [Decir] se trata de un conflicto chiita – sunita, pero no lo es, es mucho más complejo que eso, y los yemeníes merecen ser escuchados adecuadamente por el mundo…en mi último artículo en Al Jazeera, menciono claramente que la gente continúa afirmando que se trata de un conflicto sectario, pero no es tan simple, es solo una parte de…” Han pasado varios minutos y hemos tenido que suprimir la mitad de las preguntas previstas para el inicio de la entrevista.

El conflicto sirio.

1

Mujeres del YPJ en la Batalla por Kobane. Fuente: http://mato48.com/2014/09/30/dont-let-kobane-be-slaughtered/

¿Puedes dar un resumen del conflicto sirio? ¿Qué fuerzas se encuentran allí y en qué situación? ¿Cómo está Siria al momento y que es lo que está pasando ahora mismo?

Nuevamente relajado: “Claro…el conflicto sirio obviamente ya lleva cuatro años, me parece que 12 millones y medio de personas han sido desplazadas, lo que representa más de la mitad de la población siria. Hay al menos 3 millones de refugiados permanentes, viviendo en Turquía, en el Kurdistán Iraquí, Jordania, Líbano…tienes un régimen…que hasta cierto punto ha asegurado el control de cierto territorio que hasta hace poco estaba perdiendo. Desde Damasco hasta Alepo, [el gobierno] tiene más control que el que tenía en el 2012 o 2013…se ha fortalecido particularmente en Homs y Hama donde ha tenido que dar una dura batalla [ante el EI]… han habido ciertos contratiempos con Líbano y el paso ilegal del EI por sus fronteras…pero el régimen ha asegurado –con ciertos reveses- lo que se considera el núcleo de Siria…yo creo que lo que deberíamos decir es que las líneas de batalla y sus frentes están claramente definidos.

Stephens aclara que los reveses que ha sufrido el gobierno sirio se deben principalmente a su retirada en ciertas áreas. También menciona la presencia de algunos actores con mucha rivalidad: “al noroeste tienes a Jabhat al-Nusra, al este de Alepo…cerca de Hama…al Estado Islámico estableciéndose como tal y aseverando que son un estado, al sur tienes diferentes grupos (incluyendo a algunos apoyados por Occidente), y al Ejército Libre Sirio que en realidad tiene  sus últimos baluartes allí y cerca de la frontera israelí. También tienes cerca de Líbano a Hezbolá, y por supuesto el área kurda en el noreste con Cezire [Jazira] y Kobane y al noroeste [de Alepo] el enclave llamado Afrin. Así que [por el momento] esos son los grandes bloques, realmente nadie está ganando, mi visión es que el conflicto se ha estancado un poco…no hay ganadores ni perdedores… Creo que el problema es que…el conflicto sigue…y no encuentro ninguna razón para que se detenga”.

Un corto aliento y continúa: “Por cierto que tenemos al proceso en Moscú y Egipto, que consiste en conversaciones básicas entre el régimen y varios grupos de oposición sirios, incluyendo al PYD y los kurdos sirios, lo que representa un buen avance; pero en realidad no está llevando a ningún lado, así que también puede resultar desafortunado… Puede resultar una táctica rusa para obtener cierta indulgencia en otros problemas como el ucraniano…la gente está muy preocupada por las conversaciones de Moscú y por lo que Rusia pudiera hacer, particularmente los Estados Unidos y Europa.

Stephens recalca el claro involucramiento de Irán con el régimen sirio, afirmando que hay entre 200 o 300 guardias revolucionarios luchando junto al gobierno y apoyándolo con logística, y donde este último está dependiendo en gran medida del apoyo iraní para mantener su existencia. Y finaliza: “Así que, desafortunadamente y por lo pronto, el conflicto no parece que va a parar, va seguir…pero algo que estamos viendo es el surgimiento de enclaves autónomos antagónicos en Siria, los cuales están siendo controlados por diferentes facciones de gobierno, y creo que siguen en aumento. Estamos empezando a ver lo que podría emerger después [del conflicto], porque hay estructuras de gobierno establecidas compitiendo con el estado [sirio]. Aunque ciertamente no vamos a ver una situación donde Siria sea partida en diferentes pequeños países, lo que veamos tendrá que reflejar cierta estabilidad, donde haya mayor autonomía en las diferentes regiones, sobre todo si lo que quieres es que el país se mantenga unido. La gran pregunta es cuanto poder tendrá Bashar al Assad después de la guerra, y si podrá ejercer sus influencias otra vez en estas áreas. Calculo que probablemente podrá hacerlo hasta cierto punto, y creo que cualquier solución política tendrá que reflejar precisamente esa realidad.

Kobane.

Rojava mantiene tres de estos enclaves autónomos en Siria, uno de estos es Kobane: ¿Qué pasó allí? ¿Está terminada la batalla por Kobane?

Sí, está terminada. Kobane ha sido asegurado después de una intensa batalla. Creo que el EI va a admitir que fue una derrota y un cálculo desastroso porque fueron quebrados en un área muy fácil para el ataque aéreo, cuando la comunidad internacional estaba determinada a detener su avance. Se vio bien en los medios…tenías a estas jóvenes mujeres en el frente de batalla por el bando kurdo, contra estos espeluznantes yihadistas que estaban decapitando y quemando a la gente viva por el EI; por supuesto que la gente iba a simpatizar con uno de los bandos…además también tenías cámaras en Kobane, algo que los turcos nunca entendieron…la importancia de Kobane… todo esto cambió [la batalla] y ahora Kobane está segura. Los kurdos han empujado [al EI] a Jarabulus, [también] expulsándolos hacia el sur, retomando algo así como 500 aldeas antes en poder del EI. Así que las YPG claramente han lanzado una contraofensiva muy buena, moderadamente exitosa. No diría que el EI, bajo ninguna circunstancia está derrotado, pero si lo han hecho replegarse; lo que si diría, es que estas no eran áreas claves para el funcionamiento del EI, el núcleo de su existencia sigue allí, los lugares donde han encontrado apoyo siguen allí. Obviamente los kurdos siguen peleando en algunas ciudades y aldeas, incluso cerca de la frontera iraquí hay batallas entre las YPG y el EI… En general, las YPG están mucho mejor que antes, no como cuando estuve allí a finales de septiembre, donde estaban bajo mucha presión en los cantones Kobane y Cezire. Yo diría que el conflicto aún persiste, pero [los kurdos] no están peleando por su existencia como sí lo estaban haciendo antes.

Rojava y los Estados-Nación.

1

Michael Stephens junto a Salih Muslim en el Foro “Los Kurdos en Siria” en marzo del 2015. Fuente: Centro para el Progreso Kurdo.

Hace unos días –en el Parlamento Británico- mencionaste que los Estados-Nación definen las Relaciones Internacionales. ¿Podrías explicar esta afirmación? Y, ¿Cómo puede Rojava –dado que no es un Estado- lidiar con este problema?

Si bueno, primeramente, si miras a Iraq y al GRK [Gobierno Regional del Kurdistán], ellos tienen relaciones diplomáticas con otros países y actúan casi como un estado. Es un enclave autónomo dentro de Iraq, tiene estructuras de seguridad diferentes, financiamiento independiente y algunas políticas internacionales aparte de Iraq. Yo creo que eso es lo que Rojava quiere…ellos quieren una suerte de reconocimiento no como estado precisamente, sino como un ente que se comporta como tal, no quieren total independencia. Creo que esa es la diferencia, el GRK opera como un estado independiente y eso es lo que quiere, Rojava me parece que está en una situación más difícil…no está muy claro cómo podríamos ver un Kurdistán sirio independiente…podría ocurrir dentro de los siguientes 50 años…que el Kurdistán sirio adquiera su independencia…pero primero el Kurdistán iraquí debe permanecer allí, y eso está aún lejos de concretarse…

Este es uno de los mayores problemas, algo a lo que me referí en el foro [Los Kurdos en Siria], que es que nosotros [Occidente] reconocemos a los Estados-Nación, es lo que hacemos. Sabes que una de las razones por las que estuvimos luchando para enviar armas al GRK era porque no era el punto legítimo de contacto entre nuestro gobierno [Reino Unido] y su gobierno; si queremos mandar armas a Iraq o a quien sea en ese país, tenemos que hacerlo a través de Bagdad, quien representa al último regulador en cuanto a defensa y seguridad se refiere. Apenas ahora hemos empezado a solucionar el problema, pero las estructuras de los Estados-Nación son lo que lidiamos normalmente. Ningún sirio o iraquí del Kurdistán puede venir a nuestras fronteras y decir que se siente independiente…es decir, bueno pero…no hay modo de reconocerlo [oficialmente]…así que estas entidades son…algo parecido a…

Pausa por un momento pensando en una definición adecuada, y menciona la palabra protoestado: “entidades donde los kurdos encuentran su identidad expresada y se sienten cómodos como kurdos, y controlan sus propios asuntos…pero realmente el sistema internacional tiene cierto conflicto en los términos de qué significancia tendría esto… Y hay otros lugares en el mundo como este sabes, tienes a Nagorno Karabaj en Azerbaiyán, Transnistria en Moldovia, Somalilandia en Somalia y otros dos o tres lugares…Cachemira, Hong-Kong…todas estas áreas donde no estás seguro de quien está en control…pero que finalmente deben tener algún tipo de reconocimiento por un Estado-Nación o al menos por un grupo de Estados-Nación…” Tras esta extendida respuesta, finaliza: “…tenemos estas anomalías en el mundo, y al final es posible que el Kurdistán se convierta en una anomalía permanente con la cual no sabemos lidiar”.

Llevamos conversando aproximadamente 30 minutos y Michael Stephens apenas empieza a detallar un extenso análisis sobre el conflicto sirio y la cuestión kurda. Esta primera entrega es tan solo el marco general para la posterior discusión, que a nuestro parecer resulta muy importante para vislumbrar el futuro de Siria y el Kurdistán. El grado de intensidad del relato refleja la convicción de los argumentos presentados por el analista británico, quien horas más tarde estará abordando un avión a Doha, para continuar sus tareas con RUSI.

Esteban Bonilla. Investigador CEPY, Médico, estudiante de Neurociencia Molecular en Universidad de Bristol, Reino Unido.

Mayo 2015.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s